AGILE HR ¡Auxilio!

Algunos consejos para solucionar problemas típicos al adoptar AgileHR en tu área de Personas. Por supuesto, esto no son recetas rígidas, sólo consejos en base a lo que más he vivido ayudando áreas de RRHH:


🆘Problema: no sabemos por dónde empezar.
✅Solución: detecta las dolencias del área/organización y prioriza.

🆘Problema: no hay tiempo, el día a día nos consume.
✅Solución: aplica Lean, para limpiar desperdicios y optimizar procesos.

🆘Problema: no encajan las nuevas prácticas y volvemos a lo mismo.
✅Solución: diseña prácticas acorde a tu cultura, y no en base a marcos famosos del mercado. Vive la filosofía.

🆘Problema: agile viene impuesto y estamos obligados a esto.
✅Solución: busca en equipo un propósito inspirador.

🆘Problema: mi organización es súper tradicional y resistente.
:✅Solución: ve despacio, incorpora cambios no muy disruptivos de forma evolutiva.

🆘Problema: no todos están involucrados.
✅Solución: involucra a las personas en el diseño del propósito y del cambio. Identifica la red informal y sácale provecho.

🆘Problema: los líderes no quieren.
✅Solución: cuestiónate por qué y, desde su entendimiento, co-creen propuestas.

🆘Problema: Queremos trabajar con Scrum y nos cuesta
✔️Solución: crea tu propio marco de trabajo, acorde a la naturaleza de tu área.

🆘Problema: No puedo hacer mucho, mi rol es limitado en sus decisiones.
✔️Solución: Identifica restricciones e influye en lo que sí puedes. Aprovecha la red informal.

🆘Problema: nos da miedo cambiar aspectos delicados como la compensación.
✔️Solución: involucra a las personas en el diseño de ese nuevo aspecto, escucha, co-crea y ve despacio. Teme quedarte haciendo las cosas de la vieja manera.

🆘Los nuevos valores no se reflejan en los comportamientos y en el día a día.
✔️ Solución: integra el valor en los procesos, políticas, gestión de presupuesto, mundo material y demás elementos culturales; no te enfoques sólo en “cambiar comportamientos”.

🆘Problema: En serio, no puedo. Ya lo intenté todo…
✔️Solución: Cuestiónate si ese es el mejor lugar para ti y recuerda que tienes la libertad de elegir en qué organización estar. ¿Te da miedo ese cambio? Reflexiona que, tal vez, tu organización no es la única que se está resistiendo a los cambios.

Y tú, ¿qué consejos darías?

-Claudia –